Pages Navigation Menu
  • cabecera-001
  • cabecera-002
  • cabecera-003
  • cabecera-004
  • cabecera-005

Alcoholismo y abuso del alcohol

El alcoholismo y el abuso del alcohol son dos tipos de problema con la bebida.

 

El alcoholismo es cuando el hecho de beber le causa serios problemas en su vida y aun así usted sigue bebiendo. Usted también tendrá una dependencia física del alcohol. Esto significa que necesita más y más alcohol para sentirse borracho. Suspender de manera repentina puede causar síntomas de abstinencia.

El abuso de alcohol es cuando la bebida lo lleva a tener problemas, pero usted no es físicamente dependiente del alcohol. Estos problemas pueden ocurrir:
• En el trabajo, el colegio o el hogar
• En sus relaciones personales
• Con la ley
• A raíz del consumo de alcohol en situaciones peligrosas, como beber y conducir

 

CAUSAS:
Nadie sabe qué causa los problemas con el alcohol. Los expertos en salud creen que en una persona puede ser una combinación de:

• Los genes
• El medio ambiente
• La psicología, como ser impulsivo o tener baja autoestima
Beber mucho alcohol puede ponerlo en riesgo de problemas con el alcohol. Usted está en mayor riesgo de presentar alcoholismo si:

• Es un hombre que toma 15 o más tragos a la semana.
• Es una mujer que toma 12 o más tragos a la semana.
• Toma cinco o más tragos en un momento, al menos una vez por semana.
Un trago se define como una botella de cerveza de 12 onzas (340 ml), un vaso de vino de 5 onzas (140 ml) o una 1 ½ onzas (40 ml) de un trago de licor.

Si usted tiene un padre alcohólico, está en mayor riesgo de tener problemas con el alcohol.
Usted también puede ser más propenso a abusar del alcohol o volverse dependiente si: •Es un adulto joven bajo la presión de compañeros.
• Tiene depresión, trastorno bipolar, trastornos de ansiedad o esquizofrenia.
• Tiene acceso fácil al alcohol.
• Tiene baja autoestima.
• Tiene problemas con las relaciones interpersonales.
• Lleva un estilo de vida estresante.

El abuso del alcohol está en aumento. Alrededor de 3 de cada 10 personas en los Estados Unidos bebe a un nivel que las pone en riesgo de caer en problemas de alcoholismo.

Si está preocupado por la bebida, puede ayudarle el hecho de observar cuidadosamente su consumo de alcohol.

 

SINTOMAS:
Si usted tiene problemas con el alcohol, puede:

• Seguir bebiendo, aun cuando su salud, trabajo o familia se vean afectados.
• Beber solo.
• Ponerse violento, excitado o tenso cuando bebe.
• Volverse hostil cuando se les pregunta por la bebida.
• Inventar excusas para beber.
• Faltar al trabajo o al colegio o no desempeñar sus actividades debido a la bebida.
• Dejar de tomar parte en actividades que disfruta debido al alcohol.
• Necesitar consumir alcohol la mayoría de los días para lograr pasar el día.
• No comer mucho o no comer bien.
• Descuidar la forma de vestirse o el aseo personal.
• Tratar de ocultar el consumo de alcohol.
• Temblar en las mañanas o después de períodos cuando no ha tomado un trago.

Los síntomas de la dependencia del alcohol abarcan:

• Una necesidad creciente de más y más alcohol para sentirse embriagado.
• Síntomas de abstinencia alcohólica cuando no se ha tomado un trago por un tiempo.
• Enfermedades a raíz del consumo de alcohol, como hepatopatía alcohólica.

 

POSIBLES COMPLICACIONES:
El alcoholismo y el abuso del alcohol pueden incrementar el riesgo de muchos problemas de salud, como:
• Sangrado en el tubo digestivo
• Daño a las neuronas
• Trastorno cerebral llamado síndrome de Wernicke-Korsakoff
• Cáncer del esófago, el hígado, el colon y otras áreas
• Cambios en el ciclo menstrual (periodo)
•Delirium tremens (DT)
•Demencia y pérdida de la memoria
•Depresión y suicidio
• Disfunción eréctil
• Daño cardíaco
• Hipertensión arterial
• Inflamación del páncreas (pancreatitis)
• Enfermedad hepática, incluso cirrosis
• Daño neurológico
• Desnutrición
• Problemas para dormir (insomnio)
• Infecciones de transmisión sexual (ITS)

El consumo de alcohol también incrementa el riesgo de violencia.

Tomar alcohol durante el embarazo puede ocasionar anomalías congénitas graves en el bebé. Esto se denomina síndrome de alcoholismo fetal.

alcoholismo